Evolución de las fibras de Césped sintético

Inicios

El éxito del césped sintético Decorativo empezó a consecuencia del césped sintético deportivo. A mediados de los años 60 se fabricaron los primeros modelos de césped sintético para facilitar el juego en los estadios cubiertos en EEUU. Con ello conseguían una superficie de características similares al césped ornamental con un mantenimiento mínimo y aumentado el número de horas de uso de la instalación.

Uno de los primeros referentes en césped artificial fue un césped de baja altura con hilos fibrilados de Poliamida (PA), muy resistente pero extremadamente abrasivo. A partir de estas instalaciones el Césped Artificial ha ido evolucionando permanentemente, en instalaciones de béisbol, fútbol americano, fútbol en Europa, tenis, pádel y ornamental.

Primeras fibras servibles y rellenos

A principios de los años 70 se desarrollaron las fibras de Polipropileno (PP), fibras menos resistentes pero menos abrasivas (no producían tantas rozaduras ni quemaduras a los jugadores).

Hasta principios de los años 80 no aparecen los primeros filamentos con relleno de arena de sílice. Con lo que el césped gana una altura de hasta 30mm. Con la arena se mejora la pisada y se evita la moquetización del césped artificial.

El césped sintético se populariza en el deporte con buenos resultados

No fue hasta finales de los 90 que se popularizó al reinventarse en el deporte, pasando de un hilo fibrilado al monofilamento de polietileno (PE) consiguiendo una menor abrasividad y mayor durabilidad que el polipropileno (PP) y rellenándolo de arena más caucho.

De esta forma, la sensación de los deportistas fue más similar al césped natural en cuanto a comportamiento.

La evolución del césped sintético decorativo ha sido espectacular en los años 80. Se empezó a usar una moqueta de 7mm de altura de PP, que ofrece un color y una visión aceptable, pero sin un tacto, uso y confort comparable al césped natural.

Principios del césped decorativo

A finales de los 90 se introdujeron hilos deportivos de PE al paisajismo con las mismas técnicas, al poco tiempo se eliminó el uso del caucho como relleno dejando solamente la arena de sílice, lo que facilitó bajar la altura del hilo a 30 – 35mm.

En el paisajismo ha evolucionado igual que el deportivo, buscando fibras de PP y  de PE más suaves, más resistentes y menos abrasivas.

 

Primeras fibras específicas para paisajismo

A mediados de la primera década del 2000 aparecen las primeras combinaciones de césped sintético (monofilamentos o fibrilados con texturizado), mejorando su aspecto visual.

A finales de la primera década del 2000 aparecen los primeros filamentos diseñados y creados para uso de paisajismo evolucionando hasta simular casi al césped natural.

La apuesta de Verdalia

Verdalia siempre ha desarrollado fibras de césped pensando en el uso paisajístico y manteniendo las características de resistencia que se exigen en el deporte.

En 2006 empezó con el modelo Bermuda, cuyo diseño todavía sigue usándose por otros fabricantes. El Bermuda fue un césped pionero muy resistente y que mantenía la posición vertical pese al uso intenso. El Verdalia Bermuda marcó una referencia en cuanto al mínimo mantenimiento que hoy en día conservan los modelos actuales.

En 2012 Verdalia lanza sus primeros hilos pensados, diseñados y fabricados para paisajismo, el BERMUDA II y el CARPET BICOLOR II, dando un paso muy amplio en el mundo del paisajismo. El Carpet bicolor II es extremadamente suave con monofilamento en forma de rombo y el Bermuda II es muy suave y tiene una buena recuperación, con monofilamento en forma de “c” reforzada. Los dos tienen una gran resistencia al desgaste y minimizan la abrasividad.

Además de la forma de la fibra, es muy importante el material con el que se fabrica

Otra de las grandes novedades y exclusivas que incorporan estos productos es el polímero que le otorga mayor resistencia a las condiciones climáticas extremas. Un gran paso para llegar a igualar las posibles diferencias que existen entre el césped natural y el artificial.

Sobre estas superficies los usuarios entran en una nueva dimensión para disfrutar todavía más de las sensaciones que ofrece el césped artificial. En concreto, disfrutar del césped de Verdalia es como hacerlo en uno natural sin los inconvenientes de mantenimiento y desgaste.

Gráfico evolución de las fibras sintéticas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.