La sequía obliga a tomar soluciones en los campos de golf

La sequía en el sur de la comunidad valenciana ha llevado al Instituto de Biomecánica de Valencia a desarrollar un tapiz de hierba artificial que reduzca al máximo el consumo de agua.

En un artículo publicado en 20 minutos y otro en el periódico Levante en julio de 2007 podemos leer las impresionantes cifras de consumo de agua, además de otras muchas razones por las que se impone el cambio a la hierba artificial en los campos de golf.

“Una instalación de hierba natural de unos 100.000 metros cuadrados de superficie consume un millón de litros de agua al día, frente a los 142 que precisa el césped artificial (para limpiarlo).”

Recordemos que las reticencias también estuvieron presentes en los campos de fútbol, pero fueron superadas sin ninguna duda. Ahora les toca a los campos de golf.

Artículos completos:

 

golf

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *